Poesia en imagenes

Productora: Yeti Films
Director: Guido Antonini

Advertisements

· “Agua de Mono” auf Deutsch

!Coming soon!

Cover Illustration: Xueh Magrini Troll
Poesie Übersetzung : Simone Reinhard

mono proof

Affenwasser
Affenwasser

Schon längst hab`ich entdeckt:
Ich bin nich nur Mensch

ich bin ein Affen – hunde-affe
und das macht mich froh
und das macht mich froh

weil ich nicht nur Mensch bin

Ich lebe auf Planet 030 Berlin

Eua de toilette Spree
Eua de toilette Spree

Affenwasser
Affenwasser

among suspects project presents:

PERFILES DE BERLIN –

Elsye Suquilanda, viene de una linda y larga ciudad ubicada en una línea imaginaria. Creadora, poeta, escritora, tejedora de videos y activista por los derechos de los animales. Co-creadora del Chichoismo.

Proyecto de Sergio Falconí Parker
Berlin 2017

Berlin ich liebe dich / Poesie

Poema del libro: Agua de Mono Eau de Toilette Spree
de Elsye Suquilanda.

Más info del proyecto berlino – quiteño:
facebook.com/aguademono003

Micro- poesie

Auf Spanish mit deutsch Untertitel

Poesía del Libro “Agua de Mono Eau de Toilette Spree
Cámara: Manuel Suquilanda
Traducción / Alemán: Simone Reinhard
Edición: Jarno Eerola

at Kremanski

Three women of the latin-american galaxy went out from different points of their world to explore the cosmos and to find their own voices in the industrialized systems.

Hazard, chances and love took them all to the planet 030-Berlin. In this place they put music to their thoughts, experiments and biographical sublimations.

“A Spacefrau
ist a Spacefrau
ist a Spacefrau”
is a multilingual woman,
is a space-time game,
is a body language and beyond.

Electronic space sounds, gaucho-voltaic female guitars and in-corporeal voice frequencies gather together to tell about the intrepid and exasperating experience from outer space migration.

18th May in Café Kremanski
Elsye Suquilanda
Ligia Liberatori
and Minsk (Mijal Bloch)
play “A Spacefrau ist a Spacefrau ist a Spacefrau”

Flyer: cover of an OUTSONIC’s painting remixed by Minsk.
Edition: Kollektiv Dunckerstrasse

stadtsprachen magazin #1 ist online!

http://www.stadtsprachen.de

In welchen Sprachen schreibt Berlin? 26 Texte von 22 Autor*innen und mehr Übersetzer*innen – in 13 Sprachen, von Arabisch über Georgisch bis Yoruba. Im Original und mit deutscher Übersetzung, nicht selten in mehreren Sprachen. Die Expedition geht weiter, Weltliteratur aus Berlin.

Ciudad de idiomas revista #1 está en línea!
Berliner Literarische Aktion e.V.

17903749_1383653654991426_1237281704762138463_n

Poesia

Lanzamiento libro “Agua de Mono Eau de Toilette Spree”                                     Buchvorstellung “Affen Wasser”

La Estación, Quito 29. 11.2016

cámara: Manuel Suquilanda
subtítulos alemán /Deutsch Untertiteln : Simone Reinhard
edición: Kollektiv Dunckerstrasse, Berlín 2017

auf Spanisch mit Deutsch Untertiteln

Que es el Agua de Mono, Eau de Toilette Spree?

agua-de-mono-blog

Refrescante, crocante, extravagante, Agua de Mono Eau de Toilette Spree reune esencias de diferentes orígenes que van a dar al río con nombre de gaseosa que atraviesa la ciudad de Berlín.

La cuidada destilación de sustancias de la calle 10 de agosto de la ciudad capital de Ecuador se vierte en trenes de Reinickendorf hasta Pankow de la ciudad don Berlín de Cristal. Se sacude, se menea, se estremece, se zarandea, se bate con toses, sangre, miríadas de pulgas anárquicas, rebeldes piojos, una banana magullada y el abrazo de una emanación. Se deja macerar…el coxis en veremos…Se le agrega un toque de Kaurismäki, un duende del hielo, y se entrega todo envuelto en un amor animal salvaje invisible a los ojos que penetra en el corazón para quedarse…

Eau de Toilette Spree, la poeta: Elsye Suquilanda trasmuta en sangre, toda sangre, en bálsamo, loción, poesía para el aire.

De Berlín a Quito y viceversa llega la esencia que faltaba: Agua de Mono Eau de toilette Spree. Que ni tu cuerpo ni tu alma se priven de este aroma.

Esther Andradi  (escritora argentina)

Berlín, Octubre 2016

—————-

Después de este dog show, si te dicen perro, lo considerarás un homenaje a tu buen corazón.

Ya van a ver.

Cuando abrí el poemario de Elsye me topé con algo tan hermoso como gracioso: un producto de baño, con aroma a mono, destinado al uso de los perros humanos.

Esto es interesante, me dije.

Durante varios años yo trabajé en publicidad. Vendía todos los cacharros y trapos, aguas e inventos de la locura humana a precios accesibles: hacía tuyas todas las promesas, las sopas de felicidad instantánea. En los parques, en los árboles, en las veredas rotas donde el señor tamboril había dejado su sombra, ahora se veían grandes carteles, promociones celestiales, camellos oníricos con señoritas despampanantes, sosteniendo sus coronas de neón sobre el desmejorado transeúnte, que aferrado a su cartera medía cada centavo.

Entonces me acerqué a una vitrina y lo ví:

El frasco.

El aroma de toda la inocencia perdida en vagones de concreto y calculadoras insomnes: la pócima…. Agua de mono. Eau de toilette Spree.

De planeta 030 Berlín llegaba mi amiga remota, Elsye Siquilanda,

Cargada de poemas.

La última vez nos vimos en Guápulo, con una guitarra inventando canciones tontas.

Ser tontos nos viene bien.

Sólo los idiotas son felices: síndrome de clown. Abrázate de la persona que está a tu lado y siente el regocijo, deja que tu niño aplaste al adulto que llevas dentro por un rato y ponte el gorro de orejas puntiagudas. Tu ladrido es la felicidad químicamente pura, hermanita.

Ponte perfume: eau de toilette Spree.

Cómo me hubiera gustado hacer publicidad de este producto que me convertirá en un mono can feliz.

Hoy pueden tener agua de mono en sus mentes y en su cuerpos, con solo una caricia con cinco centavos. Luego caminar con Elsye la madruga de Berlín, por donde el tranvía subterráneo DJ u 8 cabalga sobre rieles como un caballo amarillo que lleva en sus cavidades interiores a cientos de cenicientos que perdieron zapatos, calabazas, ratones y cojones, nos cuenta Elsye.

Elsye mira una pierna naranja, no puede dejar de mirarla. No puede.

El vagón ruge y pasa.

Ruge y pasa como una página, mientras por la ventanilla pasan las estaciones, mi amiga entra en los hospitales como en las azucenas y dona sus litros de sangre ecuaterrestre. Pareceríamos estar lidiando con una adicta a las donaciones de sangre, una tierna amante de vampiros berlineses o seres desamparados, en jaulas de cristal esmerilado. Una mujer que besa cada laboratorio y dona sus ríos como tanquero de agua en la seguía de Quito. Una donante de poesía cero positiva que ha sufrido una intervención quirúrgica. Una androide quiteña bajo el cielo gris de Berlín. Elsye camina, vuela, danza, va regando las calles con las palabras surrealistas de sus sentidos, mientras vientos berlinos abrazan el karma dinamita de menta que tiene Elsye en sus pasos, porque ahora son más frescos porque le ha sido implantado un platillo volador en la columna vertebral, nos confiesa Elsye.

Elsye deambula, se refracta y la ciudad estalla en un caleidoscopio, Elsye escribe:

Berlín ich liebe dich (Berlín te amo) Ambiente libre y tolerante Puedes llamarte Oscar y tener tetas se vienen las nuevas elecciones, un partido ofrece semillas de marihuana habemus: pingpong simius, cacatúas elegantes de cola larga, culebras rosadas desnudas, toman sol en tiempos de verano, o a la mínima presencia de un rayo solar,

Los vodkarius verdus en shorts carbono 14 Esos que tienen la capacidad de transformarse con tan solo un sorbo de algún líquido mágico y sorprendentemente hablan en lenguas…. Las ratas ojonas que saludan al transeúnte Tus niños juegan libremente Bebés parqueados en sus cochecitos fuera de las tiendas mientras mamá hace

las compras Los punkis cantan Maradona berlinés con panza cervecera dirige el equipo de fútbol del barrio y Hulk sonríe con medio cuerpo al descubierto.

Pero Elsye aunque reza por la visa, y no quiere regresar como banana magullada de su exilio en el planeta 030 Berlín, pretende transformar a esa jungla ponerle sus sonidos animales, colonizar la civilizada urbe con sus ladridos. Porque apenas resiste en estado de humanidad, sus genes chichoístas empujan desde dentro, modificando sus vísceras, empujándola evolutivamente hacia el mono can, cuyo pasaporte atraviesa fronteras sin géneros ni prohibiciones, dotándola de la velocidad del amor. Ese amor que hace existir al otro cuando lo lames. Pueden lamer a su compañero de mesa y lo verán: sabe a humanito, y tiene cosquillas. Con una lamida le das vida al otro, como hizo Chicho con Elsye, sanándola de su inexistencia, sanándola de su condición de ser venido de una línea imaginaria.

Elsye viaja, puede ver: una escena horrorosa en el tren a Potsdam donde no se sabe lo que la mujer del frente lleva entre las piernas, dentro de un bolso; en la calle, caminando a lo largo de la Molledorfstrsse, pasa Jesús en bicicleta y le dice con sus grandes ojos azules: “Hey nena, muéstrame tus tetas”. Pero la nena lleva más intervenciones quirúrgicas que poemas casi, capaces de cambiarle el disco como a un auto y convertirla en un ensamble carrocería andina con motor alemán, Tecno nena con dos titanios de 14 x 10 mm en la yugular!

Esta nena quirofánica con litro de sangre chichoísta es la que nos congrega ahora para participar de su alma, de su fanatismo poético religioso cuando nos incita a despertar al Chicho que llevamos dentro de nosotros.

Gracias Elsye por ser el primer androide vegetariano que transforma la remolacha en sangre, gracias por la buena onda y adelante, el dog chow debe continuar.

Adolfo Macías  (escritor ecuatoriano)

Quito, 29. 11. 2016

—————-

TIPS PARA “CACHAR” AL PERSONAJE

(Única presentación de un autor con índice y glosario)

  1. Elsye es inclasificable en el escenario: Es mejor que no intenten encasillarla, clasificarla o creer que, como se dice en costeño “si muerdes a esta man”, porque cuando piensen que entienden lo que hace, les saldrá con algo nuevo y de entrada, será indescifrable.
  2. Elsye no es una poetisa de las grandes tragedias del alma humana, no habla de manera grandilocuente ni con palabras rebuscadas. Elsye habla de lo cotidiano, de lo nimio e intrascendente. Su lenguaje es corriente, y en ocasiones hasta vulgar, pero no por eso incómodo o provocador. Elsye no busca la provocación porque sí, sino el divertimento, la anécdota, el vuelo ligero por las palabras para que la poesía entre por los poros y no por la razón. Si algo busca provocar su poesía es tirar lastre y dejarse flotar.
  3. Lo de Elsye es un monólogo interminable. Su mundo interior vive umbilicalmente conectado con el mundo exterior: Aquello que ve, que vive, que experimenta; le cría ganas y le nace un poema, así, a bocajarro. Es la mirada de una niña en el país de las cacas de perro, una niña que sin saberlo se esconde detrás de las palabras para autodefinirse, para ser consciente de su Ser y de su Estar (por ejemplo: “A veces me dan una bipolaridades que se me estremecen los dientes de mis uñas ciegas”).
  4. Es por esta razón que su último libro, “Agua de Mono, Eau de Toillete Spree”, es su visión particular de Berlín, la ciudad donde mejor no pudo haber desembarcado. “Agua de Mono, Eau de Toillete Spree” es un recorrido, desde el vagón umbilical de Elsye, por los parajes, por las calles, por los bares, por los trenes y por las palabras de Berlín. En sus poemas, Elsye es el Spree (el río que atraviesa Berlín con sus cientos de canales), y el Spree es Elsye (dice en CibertPoet: “!Soy un ensamble con motor alemán y carrocería andina. Llevo dos titanios de 14 x 15 mm en la yugular!”). Para quién no conozca esta maravillosa ciudad (donde por cierto, conocí a Elsye cuando ambos vivíamos allá), este libro es un paseo a 4 estaciones por el Berlín de a pie (como cuando le canta en invierno: “A las cuatro de la tarde pareces una torta helada de chocolate”), un viaje por ese Berlín que rechaza el paquete Charter para gringos jubilados y prefiere el tour sin filtro, licuado y cernido por la implacable batidora Suquilanda.

Pero ¿quién es Elsye Suquilanda, qué ha hecho para llegar a convertirse en Monocan?

Hagamos un breve recorrido por su perra y monótona vida:

BREVE BIOGRAFÍA

Elsye Suquilanda Jaramillo, alias “Monocan”, es Quiteña, de la leva del 79, y de las que aún entraban al mundo por la puerta de la Maternidad Isidro Ayora.

Precoz como pocos, Elsye escribe cuentos ya con 6, poesía con 7, y libros, ensayos, obras de teatro y guiones cinematográficos desde entonces.

En 2003, nos presenta “Nalgas“, su libro de poesía surrealista con más reconocimientos internacionales. De “Nalgas” se adaptaron para cortometrajes, dos cuentos: “Un shabat con Lemed” y “Gasas en los úteros”. Mientras que “Toros surrealistas” fue llevado al teatro en una obra en que la misma Elsye dirigió a los niños de la Escuela Luigui Galvani.

“Cortina de circo popular”, del 2005, participa en varios festivales más: como el de Poesía Joven Hugo Mayo realizado en Guayaquil / El Festival Nelson Estupiñán Bass, en 2007 / El Proyecto “Transversalia” para la revista Humboldt Latinoamérica Berlín, en 2012 / Y el Proyecto “Cita de la poesía” Madrid – Berlín entre 2013 y 2016

Entre 2014 y 2015, sus nuevos proyectos viajan desde Berlín hasta Nueva York. Como: el Proyecto poético “Tejedor en Berlín”, entre Bilbao y Berlín / “The club is open”, en Berlín / Libro de narraciones “Me fui a volver” con su texto “Mujer de pelo en teta”, entre Barcelona y Quito / “Ofrenda poética para el brillo de las momias” (autores latinoamericanos), en Berlín / Libro “It occurs to me that, I am America” con su texto “Américo”, New York y Puerto Rico / y el Proyecto “Concierto de versos” en el Latinale de Berlín del 2016.

Pero aquí, creo importante detenerse en los títulos que Elsye pone a sus poemas y cuentos. Atención: “Nalgas” / “Cortina de circo popular” / “Julieta la perrita que se cree humana” / “Te envío mis amígdalas en una paloma mensajera” / “Transición de Cenicienta de Späti”, o, a lo criollo “Transición de Cenicienta de la tienda más cercana de su barrio” / “Compatriota rescatada por el Chichoismo en Berlín” / y el presente “Agua de Mono, Eau de Toilette Spree”.

Eso como poeta y cuentista. Ahora, como artista performática, Elsye presenta entre el 2011 y el 2013 “Grito de Mujer” / En 2012 y 2013 “In Kult Open mic” / Del 2011 al 2015 “Mujer de pelo en teta con los huevarios bien puestos” y “Doña Berlín- transición de Cenicienta de Späti” que son proyectos destacados en el reconocido festival de mujeres Iberoamericanas Fieber Festival / También de estos años es “Stadsprachen (La ciudad que habla)” presentado en el primer festival de literatura de autores no alemanes residentes en Berlín / Y, en este año, donde participa como Poeta invitada al festival de poesía internacional de Guayaquil “Illeana Cedeño”.

Elsye Suquilanda, es además miembro activa de dos colectivos; el Kollektiv Dunckerstrasse en Berlin, y la productora Profanofilms en Quito. Pero más allá de todas las artes en las que el Monocan incursiona, lo más seguro es que Elsye pasará a la historia de los ismos como la co-creadora de la corriente perrosófica llamada “Chichoismo”; una filosofía contemporánea de vida y principios, que la misma Elsye se encargará de explicarnos en el transcurso de esta presentación.

Con ustedes, mi amiga y entrañable poeta surrealista: Elsye Suquilanda.

DJ U8

allá viene el DJ U8

cabalgando

en su caballo amarillo

en su caballo amarillo

que despierta en las madrugadas

para llevar en sus cavidades interiores

a cientos de cinderellos

quienes perdieron zapatos, calabazas,

ratones y cojones.

Ya viene el DJ U8

con su loco andar, a veces lleno de capacidad

a veces divulgando oscuridad

 No puedo dejar de mirar esa pierna naranja

No puedo dejar de mirar esa pierna naranja

a veces resulta incómodo viajar en el Ubahn

o escribes, o sonríes,

o te buscas un punto en el medio del limbo,

o simplemente mirar al piso…

za! patos!

za! patos!

zapatos!

patos al agua!

próxima estación … .Bernauerstraße

las puertas se abren

respiras profundo

y un Zurück ¿plan? bitte

te despide.

Tito Molina (cineasta ecuatoriano)

 Quito, 9.12.2016